Fiesta en Palermo Después de 25 años, la palomas mensajeras volvieron a La Rural y son la atracción del “Pabellón de las Aves”

Fiesta en Palermo  Después de 25 años, la palomas mensajeras volvieron a La Rural y son la atracción del “Pabellón de las Aves”

Es el galpón más transitado de Palermo. En el Pabellón Frers abundan los colores y cacareos. Nadie deja de visitarlo. Padres y chicos lo recorren de punta a punta. Gallinas, faisanes, pavos reales, conejos y palomas despliegan su elegancia a la vista del público.
Pero la novedad es que a La Rural este año volvieron las palomas mensajeras.  Hace 25 años que no se veían en la exposición. Dóciles y de complexión física atlética, fueron retratadas por la literatura. Las Mil y una Noches las consideró una posesión de importancia, la Biblia relata cómo el Espíritu Santo apareció con forma de paloma para transmitirle a María el nacimiento de Jesús y la Mitología cuenta cómo en los confines del Imperio greco romano daban a conocer los nombres de los ganadores de juegos olímpicos.
Siempre vuelven a casa. “Regresan al lugar donde nacen por el cariño que les tienen a su palomar. Luchan contra toda adversidad”, explica Fabián Protsman, colombófilo de la Federación Argentina por la sociedad de Lomas de Zamora. Son distintas a las que sobrevuelan y se posan en los bancos de las plazas. Cada una tiene un anillo identificatorio. Fabián recuerda que de tanto en tanto alguna se extravía. “En un palomar de Chile denunciaron que habían recibido una paloma argentina. No entendemos cómo sobrevivió al cruzar la cordillera”, destaca.

El pabellón de las aves en La Rural. Foto: Federico Imas

El pabellón de las aves en La Rural. Foto: Federico Imas

Maratón en el cielo con palomas mensajeras. Hoy, son protagonistas de competencias deportivas. Mensajeras de carrera, son entrenadas para realizar velocidad y gran fondo a distancia desde 250 km hasta 1200 km. Según el viento, vuelan hacia distintos puntos cardinales. Se trata de una actividad instructiva y de contacto con la naturaleza que se puede compartir en familia. Además, los chicos aprenden responsabilidades cuidándolas a diario. “Estamos en tratativas con La Rural para realizar una suelta de palomas en la pista central”, señala el colombófilo.
La SRA tiene registro de todas las aves de razas puras. Todos los años, se realiza un juzgamiento de aves para conservar una buena reproducción y conservar el aspecto estético de la especie. “Es un hobby que permite conservar la variabilidad genética de las gallinas que representan la base de la avicultura comercial”, explica Jorge Fillol, Comisario del pabellón de aves.

El pabellón de las aves en La Rural. Foto: Federico Imas

El pabellón de las aves en La Rural. Foto: Federico Imas

Sebright y Orpingron son especies oriundas de Inglaterra. La presencia exótica de cada una se destaca entre todas las gallinas del galpón. La primera, dorada y plateada, es la especie más antigua de reproducción. Se caracteriza por el contorno negro que rodea sus plumas. La segunda, ave de curvas con buena calidad de plumas, goza de un color lustroso, ojos brillantes y lleva una llamativa cresta en su cabeza.
Este sábado se hará la entrega del premio Olivieri al gran campeón de raza. El ganador tendrá un mejor precio de venta y reproducción. Este año, participa del juzgamiento Christopher Parker, considerado mejor juez de Europa. Es la segunda vez en la historia de la Exposición de Palermo en que el jurado está integrado por una personalidad de índole internacional. Chris es inglés. Con 72 años, estuvo en el Consejo de Poultry Society. “Es un honor formar parte por primera vez de una competencia en un país de habla hispana. Esta labor me regala buenos momentos y contactos para conocer grandes amigos”, confiesa con el esbozo de una sonrisa.
GS

Más Noticias

Dejar un Comentario

Su dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *