¿Por qué no debes mezclar estos alimentos?

Espinacas con queso


La espinaca es uno de los vegetales más ricos en oxalatos, sustancia que reduce la absorción del calcio presente, en este caso, en el queso. Además, el calcio del queso compite con el hierro de la espinaca para absorberse, limitando entonces con esta combinación la biodisponibilidad de los dos minerales. Evita, pues, mezclarlos.

Nata con azúcar


¡Peligro! Un cuerpo graso combinado con azúcar en una misma preparación da origen a un alimento muy adictivo por poseer carbograsas. Atención, porque es una asociación muy calórica y te dificultará mantener a raya el peso.

Cereales con refrescos


Los cereales son alimentos ricos en magnesio, pero los fosfatos de los refrescos limitan la absorción del mineral. Si puedes, intenta evitar esta asociación.

Remolacha con soja


La remolacha es una verdura muy rica en oxalatos, y la soja contiene calcio, así como hierro. Ambos minerales se ven afectados por la presencia de la primera sustancia en la remolacha.

Lentejas con leche


La lenteja es una fuente de hierro, un mineral que se ve afectado fácilmente por factores inhibidores. El calcio de la leche reduce sensiblemente la biodisponibilidad del hierro de estas legumbres. Evita, por tanto, tomarte un vaso de leche después de haber comido un plato de lentejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *