¿Plan de ahorro o crédito prendario?: qué eligen los argentinos y cuál conviene al financiar un 0Km

Cada vez se venden más autos con préstamos y actualmente los particulares recurren al pago en cuotas en cuatro de cada diez operaciones. Los bancos presentan sus propuestas, las automotrices y concesionarias, las suyas. Menú de opciones y cuánto se debe pagar por mes por $35.000 solicitados

“Lo mejor que podés hacer hoy es sacar un crédito en cuotas fijas y comprarte un auto”. Esta frase es la que suele escucharse en muchas conversaciones entre amigos, conocidos, familiares e incluso de boca de más de un economista.

Los elevados niveles de venta de 0km en lo que va del año -y de aquellos que sea palancan vía algún tipo de crédito-confirman que muchos argentinos hacen caso a esta recomendación.

“En un contexto en el que ahorrar en dólares está prohibido y con una inflación que ronda el 25%, comprar un auto con una buena tasa de financiación se convirtió en una opción muy válida para canalizar el capital”, sostiene en diálogo el gerente de ventas de una concesionaria Ford ubicada en Capital Federal.

Más allá de las discusiones que surgen sobre las ventajas o desventajas de tomar un préstamo prendario, las cifras hablan a las claras de cómo el crédito contribuyó a empujar las ventas del sector automotriz para llevarlas a niveles récord, al menos hasta que irrumpa el “impuestazo” a los autos de alta gama, que podría convertirse en ley la semana próxima y modificar esta realidad.

Por lo pronto, durante los primeros diez meses del año, el 43% de las operaciones estuvieronatadas a algún tipo de financiamiento.

¿Cómo se apalancan los argentinos? Las operaciones realizadas a través de planes de ahorrorepresentaron un 40%, las efectuadas por terminales financieras un 30%, las canalizadas víabancos un 28% y el resto a través de otras ventanillas.

“Los planes de ahorro, en muchos casos, son suscriptos por personas que lo hacen paravenderlos con posterioridad y así realizar un negocio financiero”, señala el economista Dante Sica, director de Abeceb.

En tanto, un informe de la Asociación de Financieras de Marcas Automotrices (AFIMA), da cuenta del incremento registrado en los mismos, ya que han tenido un repunte del 57% anual, logrando un total de 420.000 nuevos clientes.

¿Cuánto se paga de cuota?
La respuesta sobre cuánto deben pagar por mes quienes se suben a un crédito depende de varios factores.

Entre ellos, de la marca y el modelo elegido -ya que los costos de financiamiento varían en función de estos parámetros- y de la mayor o menor colocación de créditos de las terminales, según el momento.

Al analizar las alternativas que brinda actualmente el mercado, se observa que la mayoría de las marcas para planes de ahorro recarga un interés muy por debajo del correspondiente a un préstamo bancario.

En tal sentido, las ofertas vigentes establecen tasas que van desde el 8% al 18%, un rango que resulta bajo si se lo compara con el promedio del 25% que informa el Banco Central para el sistema bancario.

No obstante, existen quienes llegan a cobrar intereses en una franja que va desde el 39% al 50%, como es el caso de Cetelem o Columbia.

“Las tasas que cobran las entidades rondan el 25%. Del otro lado, las ofrecidas por terminales o concesionarias se mueven en el orden del 8% para algunos modelos que quieren promocionar”, señalan fuentes del sector.

En cuanto a los plazos, desde una de las financieras líderes destacan que “el lapso ideal son 24 meses, ya que cuando se lo extiende -por ejemplo a 36- el monto mensual baja poco. Es decir, no justifica el tener que pagar un año más”.

“Los argentinos no miran tanto la tasa sino si van a poder afrontar la cuota. Y suelen elegir períodos de cancelación que no excedan los 36 meses”, añaden.

Tal como puede observarse en la siguiente tabla, Volkswagen, Ford, Citröen y Peugeot ofrecen para un crédito de $35.000, la posibilidad de restituirlo en 24 cuotas mensuales que van de los casi $1.600 a los cerca de $2.000. 

En el caso de los planes de ahorro, el siguiente cuadro muestra algunas de las propuestas del mercado, con una financiación del 100% de la unidad y en 84 cuotas:

Quién es quién en el mercado
El liderazgo en el segmento de los créditos prendarios lo encabeza el Banco Nación, que concentra el 15% del share.

Un escalón más abajo se ubican los bancos Santander e ICBC (ex Standard Bank), conparticipaciones cercanas al 11%.

Si a estas tres entidades (Nación, Santander e ICBC) se le suma el HSBC las cuatro son “dueñas” de la mitad del mercado crediticio.

Un dato relevante es el grado de participación de las compañías financieras de las propias marcas: Rombo (Renault), PSA (Citröen y Peugeot) y GPAT (Chevrolet). Éstas, en su conjunto, reúnen nada menos que la cuarta parte del mercado.

Este porcentaje se ha ido incrementando a lo largo de este último tiempo. Por ejemplo, en diciembre de 2011 su share no llegaba al 24% (ver cuadro).

Si no está apurado, conviene plan de ahorro 
Quien pasea por un centro comercial o incluso recibe persistentes mensajes de texto en su celular, seguramente tiene bien presente lo que ofrecen los diversos planes de ahorro previo.

Por lo general, el principal “gancho” de venta es que se paga la primera cuota y el “beneficiario” se lleva el auto de inmediato y con la “mejor” financiación del mercado.

“Una de sus mayores ventajas en la competencia que tienen con los préstamos bancarios es que tienen menos trabas burocráticas para su otorgamiento”, afirma el analista Mariano Otálora.

En la práctica, son sistemas conformados por grupos cerrados de personas que tienen como objetivo en común la adquisición de un 0Km. En general se establecen 84 cuotas, por lo que se necesita el doble de participantes.

“Con los aportes mensuales de cada uno de ellos, se adjudican dos unidades por mes: una porsorteo y otra por licitación”.

Esta opción incluye la posibilidad de que quienes pretenden hacerse del vehículo lo antes posible puedan presentarse en la concesionaria y realizar una oferta.

“Si no hubo oferentes -o el valor ofrecido por el resto de los integrantes es menor- tendrá la posibilidad de acceder rápidamente al auto”, agrega Otálora.

¿A quiénes están dirigidos estos planes de ahorro? Básicamente a aquellas personas para las cuales, en general, hacerse de un auto en el menor tiempo posible no es una prioridad.

“Es una manera de ahorrar, ya que el auto se paga en cuotas sin interés. Los pagos por mes son variables y se actualizan según el precio final de la unidad”, informan desde una de las terminales.

Una vez adjudicado, se comienza a abonar. Los gastos administrativos suelen representar el10% de la mensualidad pura más IVA.

A partir de la forma en la que están diagramados los planes, cada aumento de precios repercutirá en el valor final a cancelar. De modo tal que puede resultar conveniente adelantar pagos para neutralizar futuros aumentos o reducir gastos administrativos, en términos proporcionales.

Hoy existen diferentes opciones, y entre las más utilizadas figuran el financiamiento del total de la unidad (100%) y también el plan denominado “70/30″, en el que el interesado ofrece el 30% del precio al momento de la adjudicación y el resto lo financia.

A manera de ejemplo para el último caso, un Chevrolet Agile partirá de una cuota de $900, debiendo integrar $30.000 al momento de la adjudicación.

Si está apurado, conviene crédito prendario
En la actualidad, las propias concesionarias son las que impulsan la venta a través de créditos fondeados -por lo general- por las financieras de las propias marcas de vehículos que comercializan.

Es decir, promueven la colocación de unidades nuevas con la ventaja de que la tramitación del crédito corre por su cuenta, lo cual es un buen “gancho” de venta.

“No hace falta que usted recorra bancos buscando la tasa más barata. La que le ofrecemos nosotros es, por lejos, mucho más conveniente y nos encargamos de todo”, suelen decir quienes tratan mano a mano con los potenciales clientes.

A la hora de elegir…
Más allá de la diferencia de los plazos de entrega, propio de cada alternativa de financiamiento, la elección de un plan de ahorro o de un crédito prendario dependerá de las perspectivas que el interesado tenga sobre el futuro de la economía y de sus finanzas personales.

En tal sentido, deben tenerse en cuenta algunos factores como:
• Velocidad de aumento del precio de los autos.
Tasa de interés y cuota del préstamo prendario.
Inflación esperada, sobre la actual del 25% anual.

La gran diferencia entre uno y otro sistema es que, en el caso del prendario, la cuota se mantiene constante durante la vigencia del préstamo, mientras que las de los planes de ahorro se va actualizando según el precio final del vehículo, que se va “aggiornando” conforme transcurre el tiempo.

Bajo condiciones de inflación como las actuales, se puede conocer cuál es el precio “a priori”, si bien todo dependerá de lo que decidan las terminales. Un ejemplo sencillo puede ayudar a entender las diferencias entre uno y otro.

Partiendo de la base de un auto con un precio de mercado de $100.000:
Crédito prendario: si se toma un préstamo por el 70% de su valor se pagarán 24 cuotas de $3.914, abonándose al final del camino un total de $124.000.
Plan de ahorro: en este caso (si se financia una proporción similar) la cuota inicial -de un total de 84, incluyendo gastos- será de unos $917, por lo que se terminarán restituyendo unos$107.000.

De esta manera, la diferencia porcentual entre un sistema y otro es del orden del 16% a favor del plan de ahorro, que se neutralizará, o incluso se convertirá en negativa toda vez que elaumento de precios supere ese porcentaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>