Con pantallas más grandes, llegan al país los mejores celulares del año

El Galaxy S5 se venderá desde el mes que viene y se espera un iPhone de 5,5 pulgadas.

En temporada de estrenos, la brecha que separa a los consumidores de la nueva generación de teléfonos inteligentes comienza a contraerse y una vez más, se desata la carrera por la supremacía tecnológica. Mientras se discute cual es el más delgado, el de mayor tamaño de pantalla, el más ligero o el que viene con la última versión del software; varios modelos están por llegar al país.

Entre los aparatos con el último toque que ya tienen fecha de estreno local, aparecen el Samsung Galaxy S5, Sony Xperia Z Ultra, LG Flex, Huawei Ascend P6 y el HTC One M8. La incógnita siempre latente está sobre el iPhone 6, que se estima que llegara, pero de forma no oficial. Tanto Nokia, como Motorola y BlackBerry decidieron no revelar a Next su estrategia.

sony_xperia21[1]

Una de las características que muchos comparten es el módem LTE (4G) integrado. Esto permite que la conexión a Internet, según promete la norma, alcance velocidades de hasta 150 Mbits/s en descarga y 50 Mbits/s en subida. El problema es que dichas redes no fueron licitadas en el país y todavía no hay planes de que a corto plazo esto se vaya a resolver.

En cuanto a la tasa de crecimiento, si bien el mercado de teléfonos inteligentes no logró sostener los altos índices de los últimos años, la industria sigue en ascenso. Según un estudio de Juniper Research, en el primer trimestre de 2014 se vendieron 286 millones de terminales a nivel mundial, apenas un 1% más que el año anterior.

En la tabla de posiciones, arriba sigue Samsung que, con 85 millones de smartphones despachados, representa el 30% del mercado. Atrás viene Apple, que comercializó 43,7 millones de iPhone y su cuota de mercado cayó del 18% de 2013 al 15% actual. El gran salto lo dio Motorola, que tras ser comprado por Lenovo, alcanzó la suma de 6,5 millones de unidades, cifra que lo proyecta a la tercera posición. Otras marcas como LG, Huawei and ZTE, mantuvieron posición.

Entrando al nodo del circuito, Samsung el mes que viene estrenará localmente la quinta generación de la serie Galaxy S, que estará listo en blanco, negro, azul y dorado. Con una pantalla Full HD (1.920 por 1.080 píxeles) de 5,1 pulgadas, cámara de 16 MP y un sensor biométrico de huellas dactilares. El modo de ahorro de batería permite cambiar la pantalla a blanco y negro, así como deshabilitar aplicaciones innecesarias para minimizar y optimizar el consumo de energía.

Entre las muchas voces que alimentan el rumor sobre iPhone, la más persistente asegura que habrá dos modelos con pantalla más grande: de 4,7 y 5,5 pulgadas, y que el primero podría ser presentado en junio, y el más grande, de la categoría phablet, será para septiembre. Casi todos los medios coinciden en que las pantallas serán de cristal de zafiro, un material que ya uso la firma de la manzana en su cámara y en el lector de huellas dactilares introducido con el iPhone 5s. Vendrían acompañados de iOS 8. No se difundieron imágenes de los iPhone que vienen.

Otro de los que se mete en la mesa chica de conversaciones es el HTC One M8, que estaría aquí antes de fin de año. El smartphone con pantalla de 5” y resolución Full HD, tiene el cuerpo revestido de metal de una sola pieza y se conseguirá en plateado, gris oscuro y dorado. Está sostenido por un Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,3 GHz.

Aunque ya fue presentado, el LG Flex se comenzará a vender en junio y será el primer teléfono curvo en llegar al país. Su diseño arqueado sigue el contorno de la cara, evitando movimientos accidentales gracias a los controles ubicados atrás. Una de sus curiosidades es el material que lo recubre, que se regenera si recibe arañazos o rayones. Rondará los $ 7.000.

En la complejidad de las grandes ligas, el Sony Xperia Z Ultra movió rápido y ya está a la venta, es una phablet extra plana que viste una pantalla de 6,4”, superficie de cristal reflectante y un pesó único de 212 gramos. También es resistente al agua y al polvo y con un robusto cristal templado Libre $ 13.000.

El Huawei Ascend P6, que reclama un lugar entre los grandes, tiene pantalla de 4,7 pulgadas, un cuerpo de aluminio y Quad Core a 1.5 GHz. Estará en la calle en pocas semanas y costará $ 4.000.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *